Una de las partes del cuerpo más admiradas por hombres y mujeres es la cola, es por esto que muchas personas se acomplejan por tener nalgas caídas o simplemente por no tener una cola voluminosa.

La cirugía de aumento de glúteos sin implantes conocida como lipoinyección glútea o aumento de glúteos con grasa propia, mejora ampliamente el aspecto del derrier o parte trasera de quienes se la practican además que mejoran considerablemente la autoestima ya que podrán lucir una cola perfecta, voluminosa y natural.

La lipoinyección glútea es una novedosa técnica, que ofrece unos resultados muy naturales. Está indicada a aquellas personas que desean aumentar el volumen de sus glúteos y no quieren implantes de silicona. La inyección de grasa tiene la ventaja de que permite al cirujano colocar la cantidad de grasa necesaria en aquellas partes que hace falta facilitando el moldeamiento de los glúteos. Además es el procedimiento perfecto para pacientes que desean eliminar la grasa no deseada de alguna parte del cuerpo y al mismo tiempo dar forma y aumentar el volumen de los glúteos.

Este procedimiento debe ser realizado por un Cirujano Plástico con experiencia como el Doctor Carlos Rivera quien cuenta con el conocimiento y el profesionalismo necesario, que sumado a su calidad humana genera la confianza necesaria para la realización de este tipo de cirugía, así que si está pensando en realizarse una gluteoplastia con lipoinyección glútea no dude en contactarlo, para asegurar un resultado exitoso al nivel de sus expectativas.

Fotos Antes y Después

Para ver los casos clínicos o
las fotos de antes y después de otros pacientes
de clic en el botón.

Para personas mayores de 18 años. Los candidatos ideales son aquellos que tienen de un 10 a 20% de sobrepeso por encima de su peso ideal y poseen depósitos de grasa muy localizados.

La lipoinyección glútea o gluteoplastia con grasa propia permite realizar una extracción de grasa del individuo con previa valoración y marcación de sectores de su cuerpo en donde existen acúmulos grasos, como abdomen, piernas, espalda, entre otros, esta grasa es posteriormente esta grasa es sometida a una preparación especial, y mediante una técnica adecuada se realiza la inyección de grasa dentro del músculo en las áreas previamente determinadas por el cirujano en su evaluación. De esta forma se permite el manejo de dos problemas simultáneamente, la corrección de excesos grasos y el aumento del volumen glúteo, siguiendo los cánones de estética en cada persona.

El cirujano necesitará realizar algunas pequeñísimas incisiones (de 2-3 mm) para introducir las cánulas, las cuales usualmente sanan muy bien y son prácticamente invisibles.

La lipoinyección glútea es un procedimiento que no es particularmente doloroso. Durante el postoperatorio el paciente debe tomar algunos medicamentos como antibióticos y analgésicos pre-escritos por el cirujano.

En promedio es una cirugía que se realiza en una hora a hora y media.

Este procedimiento es realizado con anestesia general o anestesia regional con sedación.

Es un procedimiento ambulatorio que no requiere hospitalización.

Con la técnica quirúrgica que emplea el Dr. Rivera la recuperación es rápida y muy satisfactoria para el paciente, siempre y cuando se sigan atentamente las indicaciones médicas. Luego de una semana de la cirugía de lipoinyección los pacientes podrán regresar a sus actividades habituales. El Aumento de glúteos con grasa tiene un período de recuperación más corto que la cirugía de glúteos con implantes.

Los cuidados post operatorios a la cirugía de aumento de glúteos con grasa referirán básicamente al cumplimiento de las indicaciones médicas. Entre ellas podemos mencionar la toma de medicamentos antibióticos y analgésicos.

Los pacientes deberán asistir a cada control al que fuera citado y cumplir estrictamente las prescripciones médicas.

Inmediatamente terminado el procedimiento se empezara a utilizar una faja diseñada para la cirugía y deberá utilizarla en forma permanente durante el primer mes, día y noche y recomendamos seguir usándola en forma permanente para dormir durante un par de meses.

Además se recomienda colocar compresas frías durante los primeros 3 días y evitar actividades que demanden esfuerzo físico durante la primera semana del postoperatorio y mantener el aseo corporal en forma normal.

Para los pacientes extranjeros el cirujano debe hacer recomendaciones en el tiempo de recuperación que conllevan a estadía dentro de la ciudad puesto que por seguridad del paciente se pide que éste debe estar mínimo 3 días antes de la fecha programada para su cirugía con el fin de tomar medidas de profilaxis o preventivas con el cirujano plástico y el anestesiólogo ya que el  protocolo de seguridad indica que si el paciente viene de un viaje de 6 o más horas, debe esperar 72 horas para  operarse ya que permanecer mucho tiempo quieto en el avión, afecta la circulación,  y el riesgo de tromboembolismo en la operación es mayor. Esa simple medida preventiva disminuye en gran cantidad el número de complicaciones.  Esta prevención es aconsejable para quienes vienen de Europa, Costa Oeste de Estados Unidos, Nueva York, Canadá,  Argentina o  Chile, quienes proceden de Miami, la espera baja a 48 horas.

Después de una gluteoplastia con lipoinyección el ideal es que el paciente no viaje antes de 8 o 10 días o se realice de acuerdo a las indicaciones del cirujano plástico puesto que los tiempos de recuperación y cicatrización son diferentes en cada una de los pacientes, y cada uno de los casos se debe individualizar. Pacientes que viven a nivel nacional necesitarán 7 días antes de su viaje.

Es importante que el cirujano plástico expida un documento de certificación médica que exigirá la aeronáutica a los viajeros. El certificado debe ser expedido como máximo 10 días antes de la fecha del viaje.

Chatee con nosotros!
Enviar mensaje a través de Facebook Messenger

CONSULTAS

Te Llamamos GRATIS

Si tiene dudas o inquietudes, por favor envíenos un email.