El aumento de glúteos se puede hacer tanto en hombres como en mujeres. La técnica es la misma en ambos casos aunque estéticamente hay algunas diferencias. En el hombre se trata de potenciar la silueta del músculo glúteo mayor, de forma que la nalga parezca más musculosa. En la mujer, se trata de darle a la nalga la forma más redondeada posible voluminosa y con aspecto natural.

Los implantes de glúteos son una forma muy eficaz de mejorar la forma y tamaño del trasero. Esto ha ayudado a muchos pacientes a obtener una apariencia más sensual, mejorando no sólo su apariencia, sino también su autoestima y confianza en sí mismos.

La cirugía de glúteos es una cirugía estética que debe ser practicada por un profesional calificado que le brinde seguridad y además tenga una excelente experiencia en este tipo de procedimientos. El doctor Carlos Rivera cuenta con cerca de 20 años de experiencia en las cirugías plásticas con resultados altamente satisfactorios y es el cirujano ideal para su cirugía de glúteos por su preparación académica, experiencia y calidad humana.

Chatee con nosotros!
Enviar mensaje a través de Facebook Messenger

Fotos Antes y Después

Para ver los casos clínicos o
las fotos de antes y despúes de otros pacientes
de clic en el botón.

Esta cirugía es principalmente solicitada por hombres y mujeres que no están conformes con el tamaño de sus glúteos, o tienen la sensación de que les falta forma. El aumento de glúteos con implantes es una cirugía apta para pacientes delgados, sin grasa acumulada y con poca o mínima masa muscular en donde no se puede hacer una lipoescultura para sacar grasa y reinyectarla.

Como primera medida se escoge el volumen del implante con la paciente de acuerdo a la recomendación del doctor. En este procedimiento, se realizan pequeñas incisiones entre los pliegues de los glúteos y se introducen los implantes de silicona de forma intramuscular, es decir, dentro del músculo. Una vez estén acomodados en posición adecuada, los cortes son cerrados cuidadosamente, además el doctor Rivera coloca un poco de grasa para moldear y armonizar el contorno glúteo. Después de ello el paciente estará listo para su recuperación.

Como las incisiones son pequeñas y son realizadas entre los pliegues de los glúteos, las cicatrices quedan ocultas a la vista. Además con el paso del tiempo irán siendo menos notorias hasta ser prácticamente imperceptibles.

Los pacientes que se realizan una gluteoplastia o cirugía de aumento de glúteos con implantes refieren un dolor moderado de acuerdo a la tolerancia del dolor de cada paciente y otros refieren un tipo de incomodidad durante el post operatorio. Esto se debe, primordialmente, al hecho de tener que mantener el reposo en posición ventral (boca abajo) durante los primeros días.

Es apropiado evitar sentarse o dormir boca arriba durante estos días y esperar por lo menos 6 semanas para poder realizar actividades que requieran esfuerzo físico.

El médico recetará calmantes que disminuirán considerablemente las molestias provocadas por la cirugía. En todo caso, ante un dolor exagerado que no cede con la medicina, es pertinente que informe inmediatamente a su cirujano.

La cirugía de aumento de glúteos con implante tiene una duración de alrededor de 2 horas.

La gluteoplastia es realizada con anestesia regional o general.

La gluteoplastia es una cirugía ambulatoria, es decir que no requiere hospitalización.

Se recomienda mínimo 8 días para volver a retomar sus actividades cotidianas.

Los cuidados post operatorios a la cirugía de aumento de glúteos con implantes referirán básicamente al cumplimiento de las indicaciones médicas. Entre ellas podemos mencionar la toma de medicamentos antibióticos y analgésicos, la aplicación de hielo permanentemente en la zona, una dieta blanda durante las primeras 48 horas y muy específicamente, reposo. El reposo adecuado, será boca abajo. Los pacientes deberán asistir a cada control al que fuera citado y cumplir estrictamente las prescripciones médicas.

En casa, el paciente puede sentarse, ducharse e incluso sentarse con normalidad en el servicio aunque es muy importante evitar mojar la cicatriz mientras tenga el vendaje. Después de ir al baño se debe realizar una excelente limpieza con agua y jabón y posteriormente aplicar un antiséptico sobre la herida, es decir, se debe tener un aseo e higiene impecable para evitar las infecciones.

Para los pacientes extranjeros el cirujano debe hacer recomendaciones en el tiempo de recuperación que conllevan a estadía dentro de la ciudad puesto que por seguridad del paciente se pide que éste debe estar mínimo 3 días antes de la fecha programada para su cirugía con el fin de tomar medidas de profilaxis o preventivas con el cirujano plástico y el anestesiólogo ya que el  protocolo de seguridad indica que si el paciente viene de un viaje de 6 o más horas, debe esperar 72 horas para  operarse ya que permanecer mucho tiempo quieto en el avión, afecta la circulación,  y el riesgo de tromboembolismo en la operación es mayor. Esa simple medida preventiva disminuye en gran cantidad el número de complicaciones.  Esta prevención es aconsejable para quienes vienen de Europa, Costa Oeste de Estados Unidos, Nueva York, Canadá,  Argentina o  Chile, quienes proceden de Miami, la espera baja a 48 horas.

Después de una gluteoplastia o aumento de glúteos el ideal es que el paciente no viaje antes de los 10 días o se realice de acuerdo a las indicaciones del cirujano plástico puesto que los tiempos de recuperación y cicatrización son diferentes en cada una de los pacientes, y cada uno de los casos se debe individualizar. Pacientes que viven a nivel nacional necesitarán 7 días antes de su viaje.

Es importante que el cirujano plástico expida un documento de certificación médica que exigirá la aeronáutica a los viajeros. El certificado debe ser expedido como máximo 10 días antes de la fecha del viaje.

CONSULTAS

Te Llamamos GRATIS

Si tiene dudas o inquietudes, por favor envíenos un email.