La liposucción con láser o lipoescultura es como todos sabemos, la cirugía más practicada en el mundo entero. La liposucción con la técnica convencional, o con Láser, o Váser se realiza en pacientes que deseen mejorar su contorno corporal retirando el exceso de grasa localizada o generalizada de las diferentes áreas del cuerpo, como son abdomen, espalda, caderas y cintura, de igual manera, se pueden tratar los muslos tanto en su cara interna como externa, debajo de los glúteos e inclusive en los brazos; dependiendo de las características físicas y de las expectativas del paciente. También se puede realizar en las mejillas y en el cuello para que los ángulos faciales se vean más definidos y en conjunto se note aún más la disminución de talla y de peso.

La liposucción con láser conocida como Lipoláser, lipolisis láser o láserlipolisis realizada por el doctor Carlos Rivera ofrece más ventajas que el sistema de extracción de grasa convencional. En primer lugar, es una técnica menos invasiva y traumática para el paciente, ya que el cirujano no tiene que realizar tanta fuerza como lo hace con la cánula tradicional, en la mayoría de los casos el sangrado es menor y se necesita menos tiempo bajo los efectos de la anestesia, por lo tanto es una cirugía con menos riesgos. Con la lipólisis láser o liposucción con láser el cirujano  puede trabajar con más  suavidad las zonas con depósitos grasos, en la inmensa mayoría de los casos se producen menos morados y  menos inflamación comparada con la liposucción convencional.

Fotos Antes y Después

Para ver los casos clínicos o
las fotos de antes y despúes de otros pacientes
de clic en el botón.

La Liposucción con láser está indicada en pacientes que deseen moldear su figura dando mejor contorno corporal al retirar depósitos grasos localizados y en algunos casos a injertar grasa en sitios donde se hace necesario. No es un procedimiento diseñado para perder peso, y el buen resultado del mismo y su mantenimiento dependen de la colaboración y cumplimiento del paciente en el postoperatorio y adoptando o manteniendo hábitos saludables de alimentación y actividad física.

Para comenzar el cirujano plástico realiza unas pequeñas incisiones en la parte del cuerpo de la cual se eliminarán los depósitos de grasa. Estas incisiones generalmente son bastante pequeñas. Luego, el cirujano insertará dentro de la incisión un delgado tubo aspirador, llamado cánula, que atravesará la capa profunda de grasa. El cirujano moverá la cánula de un lado a otro para destruir las células grasas, y las succionará con la ayuda de una jeringa o una bomba de vacío unida a la cánula.

En la técnica de lipolisis láser la cánula emite un rayo láser que ayuda a disolver las células grasas haciendo que la extracción de grasa sea más fácil, lo cual permite que haya menor inflamación, menor dolor y la recuperación sea más rápida. Al finalizar el procedimiento el paciente será vestido con una faja postquirúrgica especialmente diseñada para acompañar su proceso de recuperación, el uso de ésta prenda es primordial pues ayuda a desinflamar, eliminar líquidos en forma rápida, disminuir el dolor, previene la aparición de fibrosis y moldea la figura.

Las incisiones son muy pequeñas su tamaño varía entre un cuarto y un tercio de pulgada. Por tanto las cicatrices son prácticamente imperceptibles.

La paciente sentirá un poco de inflamación pero no es un procedimiento doloroso, todo depende de la tolerancia del dolor de cada paciente. El dolor será en el procedimiento de masajes ya que es un poco incómodo pero llevadero durante los primeros 5 días. No hay reposo en cama los paciente debe tener movimiento, entre más rápido se reincorpore a sus actividades cotidianas mejor será el resultado.

La liposucción generalmente toma dos horas, sin embargo el tiempo requerido puede variar considerablemente dependiendo del área y de la cantidad de grasa que se aspire.

La técnica anestésica puede ser regional o general, pero cada caso individual es analizado y determinado en conjunto con el paciente durante su valoración pre-anestésica.

Es un procedimiento ambulatorio por tanto no requiere hospitalización, luego de la cirugía la paciente estará en recuperación durante una hora y posteriormente tendrá salida.

Después de la cirugía los pacientes podrán retomar sus actividades a partir del 5 día.

Después de la cirugía usará una prenda elástica, faja o malla para el cuerpo sobre el área tratada para controlar la inflamación y la hemorragia, también para que su piel se ajuste a su nuevo contorno. Probablemente sea necesario que use esta prenda continuamente por dos o tres semanas, después solamente durante el día por algunas semanas dependiendo de las instrucciones de su cirujano. Su doctor también podrá recetar antibióticos para prevenir las molestias.

Además es indispensable asistir puntualmente a los controles posquirúrgicos con el cirujano y tomar los medicamentos según la prescripción médica.

Para los pacientes extranjeros que vengan a Colombia el cirujano debe hacer recomendaciones en el tiempo de recuperación que conllevan a estadía dentro de la ciudad puesto que por seguridad del paciente se pide que éste debe estar mínimo 3 días antes de la fecha programada para su cirugía con el fin de tomar medidas de profilaxis o preventivas con el cirujano plástico y el anestesiólogo ya que el  protocolo de seguridad indica que si el paciente viene de un viaje de 6 o más horas, debe esperar 72 horas para  operarse ya que permanecer mucho tiempo quieto en el avión, afecta la circulación,  y el riesgo de tromboembolismo en la operación es mayor. Esa simple medida preventiva disminuye en gran cantidad el número de complicaciones.  Esta prevención es aconsejable para quienes vienen de Europa, Costa Oeste de Estados Unidos, Nueva York, Canadá,  Argentina o  Chile, quienes proceden de Miami, la espera baja a 48 horas.

Después de una liposucción el ideal es que el paciente no viaje antes de los 10 días o se realice de acuerdo a las indicaciones del cirujano plástico puesto que los tiempos de recuperación y cicatrización son diferentes en cada una de los pacientes, y cada uno de los casos se debe individualizar.

Es importante que el cirujano plástico expida un documento de certificación médica que exigirá la aeronáutica a los viajeros. El certificado debe ser expedido como máximo 10 días antes de la fecha del viaje.

Cuando se hayan realizado varias cirugías estéticas al mismo tiempo, se aplaza el vuelo hasta los 14 días después de la cirugía.

Chatee con nosotros!
Enviar mensaje a través de Facebook Messenger

CONSULTAS

Te Llamamos GRATIS

Si tiene dudas o inquietudes, por favor envíenos un email.